Poca renta para tanto juego (2-3)

El Fútbol Club Barcelona se impuso por 2-3 al Celtic de Glasgow en Celtic Park, y encarrila su pase a cuartos de final de la Champions League en un partido que podría haber sentenciado completamente la eliminatoria si el conjunto catalán hubiera estado más acertado en ataque y no hubiera cometido graves errores defensivos.

Gordon Strachan, técnico del conjunto escocés, dispuso un planteamiento casi suicida sobre el campo, permitiendo al Barcelona tener la pelota y moverla con comodidad hasta la línea de tres cuartos de su ataque. Ronaldinho -muy activo en su vuelta a la titularidad-, Deco, Henry y Messi se encontraron fácilmente, y el Barcelona recordó por momentos al de hace tres temporadas por su juego rápido y fluido.

El Celtic se adelantó en una de sus primeras incursiones en el área de Víctor Valdés. Una jugada por banda de McGeady se convirtió en un centro que despejó la defensa blaugrana. El rechaze volvió a poder del conjunto escocés, y en el segundo intento Vennegoor of Hesselink remató sin oposición para establecer el 1-0.

Le costó dos minutos empatar al Barcelona, en una buena combinación que Messi resolvió con clase para romper una racha de tres meses sin marcar. Sin embargo, el Celtic estaba dispuesto a amargarle la noche a los de Rijkaard, que seguía con nervios el partido desde la grada. En el minuto 38, un remate en semifallo de Robson se convirtió en una vaselina imposible ante la que poco pudo hacer un Valdés que estaba mal situado. 2 tiros a puerta, 2 goles. La pasividad de la defensa barcelonista, aletargada ante un partido de escasa actividad, le estaba costando cara al FCB. El Celtic se iba con ventaja al descanso.

En la segunda mitad, el Barcelona siguió desperdiciando ocasiones hasta que Henry empató el partido en el minuto 51 con un destello de clase. La defensa escocesa le regaló el balón a Ronaldinho. Éste se la cedió a Titi, y el francés hizo el resto. Un golpeo de balón suave, con mucha rosca y a la altura justa para evitar la presencia del meta Boruc, que sólo pudo hacer la estatua.

El Barça siguió con su táctica de “acoso y derribo”, fallando clarísimas ocasiones para marcar el tercero y completar la remontada. En el minuto 78, Messi aprovechó un fallo defensivo para anotar el 2-3 definitivo con una gran maniobra previa para deshacerse de su par. El marcador, aunque corto, respondía por fin a los méritos de ambos equipos.

La vuelta, que se jugará en Barcelona el próximo 4 de marzo, no debería plantear escesivos problemas al FC Barcelona, que rompió ayer una racha de imbatibilidad de tres años y medio del conjunto escocés en su feudo. La renta conseguida, no obstante, obligará a los de Rijkaard a no confiarse en exceso para evitar desagradables sorpresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: