Historia de los Mundiales de Fútbol (X): Inglaterra 1966

FICHA TÉCNICA

Fecha de inicio: 11 de julio
Fecha de finalización: 30 de julio
Equipos participantes: 16
10 europeos
5 americanos
1 asiático
Sedes: 8
Partidos jugados: 32
Espectadores: 1.635.000
Espectadores por partido: 51.093
Goles anotados: 89
Goles por partido: 2,8
Máximo goleador: Eusébio (Portugal, 9 tantos)
Campeón: Inglaterra
Subcampeón: Alemania Federal
3er clasificado: Portugal
4º clasificado: Unión Soviética

El ‘amaño’ comenzó con la elección de la sede

El Mundial de Fútbol de Inglaterra 1966 será recordado por la forma en que fue pensado para que los locales se llevaran el triunfo. Con anterioridad se habían visto actuaciones arbitrales favorables a los equipos locales, pero el caso inglés fue mucho más allá. El ‘amaño’ del Mundial comenzó con la elección de la sede. El presidente de la FIFA, Sir Stanley Rousfoto-, movió todos los hilos para que su país natal fuera escogido como sede del campeonato en el congreso anual de la FIFA de 1960. La excusa esgrimida para favorecer a la candidatura inglesa frente a las presentadas por España -que posteriormente se retiraría- y Alemania Federal fue el centenario de la Football Association.

Errores en la inscripción y un reparto de plazas que no gustó a todos

Inglaterra, como organizadora, y Brasil, como vigente campeón, estaban clasificados de antemano para disputar el Mundial. De las 14 plazas restantes, 9 eran para equipos europeos, 3 para conjuntos sudamericanos, 1 correspondió a Norteamerica y la última fue para el vencedor de las eliminatorias celebradas entre África, Asia y Oceanía.

71 equipos optaron a las plazas en juego. 15 conjuntos africanos, Corea del Sur y Siria se retiraron de la fase clasificatoria como medida de protesta por entender que el reparto estaba desequilibrado. Congo, Filipinas y Guatemala incurrieron en diversos errores en su inscripción que les impidieron participar, y Sudáfrica fue excluída por su política de apartheid.

Un sorteo dirigido, un reparto de sedes y horarios favorable a los ingleses

El Royal Garden Hotel Kingston de Londres fue el escenario escogido para realizar el sorteo de los emparejamientos de la primera fase. Para ello, se dividió a los 16 participantes en cuatro bombos: Sudamérica, Europa Mediterránea, Resto de Europa y Resto de equipos.

Los ingleses se vieron beneficiados al tener la posibilidad de jugar en Londres, con cuatro o cinco días de diferencia entre partido y partido. Los principales rivales del combinado británico tuvieron que desplazarse a Liverpool, Manchester, Middlesbrough, Sheffield o Birmingham.

Otra polémica surgió alrededor de las designaciones arbitrales. Cada país participante debía presentar a dos árbitros. Y así lo hicieron todos, incluyendo a Inglaterra. Al final, un total de 7 colegiados ingleses, 1 irlandés y 1 escocés actuaron como colegiados o asistentes en alguno de los 32 partidos del Mundial.

El otro robo: la Copa Jules Rimet

El 20 de marzo de 1966, la Copa Jules Rimet desapareció de la vitrina en la que se custodiaba, para aparecer una semana después semienterrada junto a un seto de un jardín de la zona londinense de Upper Norwood. El perro Pickles fue el responsable del hallazgo, convirtiéndose en un héroe nacional.

Así fue la fase de grupos

Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC
Inglaterra 5 3 2 1 0 4 0
Uruguay 4 3 1 2 0 2 1
México 2 3 0 2 1 1 3
Francia 1 3 0 1 2 2 5

Inglaterra y Uruguay hicieron buenos los pronósticos, imponiéndose a México -que salió del bombo de los equipos más modestos- y a Francia, que seguía inmersa en un proceso de reestructuración. Roger Hunt y Bobby Charlton fueron los jugadores más destacados entre los pross, que se beneficiaron del soprendente empate entre uruguayos y mexicanos para ocupar la primera plaza del grupo.

Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC
Alemania Federal 5 3 2 1 0 7 1
Argentina 5 3 2 1 0 4 1
España 2 3 1 0 2 4 5
Suiza 0 3 0 0 3 1 9

La decepción del grupo la protagonizó España, que había depositado grandes esperanzas en el torneo tras haberse alzado con la Eurocopa de 1964. El combinado de José Villalonga cayó derrotado ante Argentina y Alemania, quedando fuera del Mundial a las primeras de cambio. El combinado nacional repitió marcador en todos sus enfrentamientos, 2-1, siendo a su favor únicamente en el partido ante Suiza. Tras este fracaso, España se sumió en una de las peores épocas de su historia, quedando fuera de los Mundiales del 70 y del 74, y de la Eurocopa del 72.

Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC
Portugal 6 3 3 0 0 9 2
Hungría 4 3 2 0 1 7 5
Brasil 2 3 1 0 2 4 6
Bulgaria 0 3 0 0 3 1 8

El grupo C fue el “grupo de la muerte” del Mundial de Inglaterra 1966. Inglaterra deseaba que la selección eliminada de entre las tres más poderosas –Portugal, Hungría y Brasil– fuera la verdeamarelha. Sus deseos se convirtieron en realidad y la por aquel entonces doble campeona quedó fuera de los cuartos de final. Portugal, liderada por Eusébio, la “pantera negra de Mozambique“, acabó como primera de grupo.

Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC
Unión Soviética 6 3 3 0 0 6 1
Corea del Norte 3 3 1 1 1 2 4
Italia 2 3 1 0 2 2 2
Chile 1 3 0 1 2 2 5

Corea del Norte se convirtió en la gran sorpresa del grupo D, dejando fuera de los cuartos de final a la selección italiana. Pak Doo Ik fue el autor del tanto que permitió a los asiáticos imponerse por 1-0 en un partido jugado en Ayresome Park (Middlesbrough). Era el coreano un grupo de hombres disciplinado, que por problemas políticos habian estado a punto de quedarse fuera de la cita mundialista. Tan poca confianza tenían en su victoria que no habían reservado hotel para los cuartos. Lo que sí que tenían eran los pasajes de avión para volver a Pyongyang.

Hecatombre transalpina

Los diarios italianos no perdonaron a su selección la derrota ante Corea del Norte. La prensa catalogó el papel de Italia de “vergüenza nacional“. Otros fueron más allá, asegurando que “Il nostro calcio e’morto” -“Nuestro fútbol ha muerto“-. El partido anterior, ante la Unión Soviética, también había supuesto una derrota por la mínima para la selección azzurra. Entraba dentro de los límtes de la lógica, pero el país no supo comprender que su selección se volviera de Inglaterra venciendo únicamente a Chile.

El “robo del siglo” en cuartos de final

De nuevo hubo amaño arbitral en el sorteo de árbitros para los cuartos de final. Representantes de Argentina, España, Uruguay y la Unión Soviética habían sido citados para ser testigos. Pese a que todos llegaron a la hora convenida, el sorteo ya se había realizado, con el presidente de la FIFA, y los representantes alemán y africano como garantes de la limpieza del mismo. El germano Rudolf Kreitlein fue ‘escogido’ como colegiado del Inglaterra-Argentina.

Los locales se impusieron por 1-0 a los argentinos, con un gol de Geoff Hurst en el minuto 78, en situación dudosa. Kreitlein se convirtió en protagonista del partido, expulsando al capitán albiceleste Antonio Rattin en el minuto 35.

Rattin tardó más de diez minutos en abandonar el terreno de juego. Por aquel entonces todavía no habia tarjetas, y el argentino ‘no quiso entender’ que Kreitlein le había expulsado hasta que no saltó al campo un intérprete. Argentina, pese al inferioridad, hizo méritos para conseguir algo más. Su defensa siguió aplicando la táctica de fuera de juego que tan buenos resultados le había dado a lo largo del campeonato, hasta que el colegiado no señalo off-side en una dudosa jugada y Hurst tuvo vía libre para batir al meta Antonio Roma. Al final del partido, hubo graves incidentes, incluyendo la agresión de Pastoriza al colegiado. Los ingleses nunca entendieron el porqué de las quejas de los sudamericanos: “En lugar de jugar, pretendían dirigirle el partido al árbitro“, declaró Bobby Charlton al finalización del choque.

Los otros partidos de cuartos se saldaron con los siguientes resultados:

Unión Soviética 2-1 Hungria
Alemania Federal 4-0 Uruguay
Portugal 5-3 Corea del Norte

Los norcoreanos estuvieron a punto de dar una nueva sorpresa. No en vano, se pusieron 0-3 en el minuto 25. Cuatro goles de Eusébio y uno de Augusto completaron la remontada lusa.

Semifinales con sabor europeo

Inglaterra 2-1 Portugal
Dos goles de Charlton –en la foto, detalle del segundo de ellos– clasificaron a Inglaterra para la final. El tanto de Eusébio no fue suficiente para clasificar a Portugal, para muchos el mejor equipo del torneo, para el partido definitivo.

Unión Soviética 1-2 Alemania Federal
Haller y Beckenbauer marcaron para los alemanes. Los soviéticos redujeron diferencias con un gol de Porkujan en el minuto 88, pero para aquel entonces los germanos ya tenían pie y medio en la final.

La gran final: Alemania Federal-Inglaterra

Sin duda, uno de los partidos más polémicos de la Historia de los Mundiales. El tiempo reglamentario finalizó con empate a dos goles. Haller adelantó a los alemanes en el ’12 de la primera, pero apenas seis minutos después Hurst empató el choque. Peters dio ventaja a los locales, que vistieron de rojo para la ocasión. Cuando parecía que el triunfo sería inglés, Weber empató cuando finalizaba el tiempo reglamentario.

En la prórroga, Hurst se convirtió en protagonista, ayudado por el colegiado sueco Gottfried Dienst y por su líner, el soviético Bakhramov. El delantero inglés recibió una pelota en franca situación en el minuto 101. Llenándose de balón, golpeó con todas su fuerzas. El cuero pegó en el larguero de la meta defendida por Tilkowski, y aparentemente botó fuera antes de ser despejado por la defensa alemana. Dienst concedió el gol, a instancias de su asistente. Bakhramov declaró años después: “No vi entrar la pelota, pero Dienst descargó sobre mi espalda toda la responsabilidad. ¿Que podía hacer?

Con Alemania volcada en busca del empate, Hurst sentenció el partido con un disparo seco en el minuto 120. Con su gol, el delantero del West Ham se convirtió en el único jugador que ha anotado tres goles en una final mundialista, dando a Inglaterra el que hasta ahora es su único triunfo en un Mundial. Una victoria que más de 40 años después sigue rodeada del halo de la polémica y del amaño.

Menea esta entrada

4 comentarios el “Historia de los Mundiales de Fútbol (X): Inglaterra 1966”

  1. Igual que hiciera Italia en el 1934 (si no me equivoco), robos totales, sorteos fraudulentos. Estos mundiales no son legales y siempre que se hable de los logros de Inglaterra, por ejemplo, habrá que hacer un inciso porque no es justo decir que fue campeona y no resaltar los robos. Contra Alemania no se sabe si hubieran perdido y contra Argentina igual.

    Sobre nuestro papel de favoritos en la Euro, creo que si pasamos de cuartos (rival muy muy difícil) seremos campeones.

    Saludos

  2. Fue un mundial que me dejó gratos recuerdos. Yo radicaba en Mexiclali, Baja California, pues tenía la intención de pasar a Estados Unidos, algo que logré. Pero el Mundial lo pude ver por primera vez directamente, ya que se puso en servicio el satelite el “pajaro madrugador”.

    Gracias, su amigo de todo aquel que lea mi comentario. Contéstenme; me gustaría tener amigos para comentar este evento u otros.

    Atte.: Ramón

  3. El mundial Inglaterra 1966, ya demostraba la potencia que como deporte de masas tenía ya el fútbol, ya a partir de este evento quedaron consolidados los mundiales de fútbol como GRAN ESPECTACULO DE MASAS.

  4. Este mundial fue un fraude total. Solo así puede ganar Inglaterra una copa en fútbol.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: