El interminable final de temporada de Ronaldinho

De: deportexpress

03 27 pm

Etiquetas:, , , , ,

Categoría: Fútbol

10 comentarios

El declive de Ronaldinho es algo patente incluso para sus defensores más acérrimos. Perdido para la causa blaugrana, sustituido como ídolo del barcelonismo por su amigo Leo Messi, fuera de las convocatorias por dudosos problemas físicos e inquilino habitual del banquillo cuando entra en la lista, poco más se puede esperar de él.

Ronaldinho ha sido la piedra angular del proyecto que ha devuelto al FC Barcelona a la primera línea del fútbol nacional y europeo, después de una larga época de oscurantismo en la que dirigentes, entrenadores y jugadores no eran capaces de encontrar la fórmula para volver a la senda del triunfo. Su llegada a la Ciudad Condal fue un golpe afortunado, una carambola de esas que no todos los años sucede.

Joan Laporta ganó en 2003, casi contra todo pronóstico, las elecciones del club azulgrana. Su promesa electoral más firme era la de fichar a David Beckham, en virtud de un acuerdo que tenía firmado con el Manchester United, supeditado a que el abogado fuera el nuevo presidente culé. Pero fichar al ‘7’ del United era tarea imposible. Los futbolistas, especialmente los grandes, acaban jugando donde quieren, independientemente de los contratos que les liguen a sus equipos de procedencia. Becks ya tenía decidido que se iba al Real Madrid de Florentino Pérez, a ser un galáctico más en una constelación que empezaba a ofrecer signos de agotamiento.

Laporta se puso a trabajar con su equipo en busca de una figura que apaciguara el desencanto de una afición a la que se le había puesto un caramelo al alcance de la boca, para luego arrebatárselo de manera vil. Sandro Rosell, bien relacionado con la firma Nike, patrocinadora del astro,  y con la selección brasileña, puso sobre la mesa el nombre de Ronaldinho. El ‘Gaucho’ había dejado Gremio de Portoalegre en 2000 para fichar por el PSG, y aunque no había destacado en sus tres temporadas en Francia, Sandro Rosell estaba dispuesto a arriesgarse por él. Por aquel entonces se supo que Manchester United también estaba interesado en la contratación del brasileño, precisamente para suplir la baja de un David Beckham que ya viajaba camino de Madrid. La pugna fue dura. El United le daba más dinero, pero Rosell supo convencer a Ronaldinho ofreciéndole lo que en Inglaterra no iba a tener: sol, playa, fiesta y convertirse en el nuevo estandarte de un equipo necesitado de ídolos en los que volver a creer.

El Barça se llevó el gato al agua, y Ronaldinho fue presentado como la salvación del barcelonismo, como la llave que permitiría al club volver a luchar por todos los títulos. Para ahogar las penas, el Manchester United fichó a Cristiano Ronaldo… Más de uno todavía se está dando cabezazos en Barcelona. En Inglaterra, ni se acuerdan de Ronnie.

Los primeros pasos fueron complicados. Aunque Ronaldinho se erigió rápidamente en estrella del equipo, los resultados no acompañaban. Rijkaard estuvo a punto de ser despedido en diciembre de 2003. Poco antes, Ronnie se había lesionado. Después de cuajar una primera vuelta muy pobre -séptimo en Liga, a 16 puntos del líder- el equipo reaccionó de la mano del ‘Gaucho’ y acabó segundo.

De la época triunfal del Barça hay poco que decir. Dos galardones en la votación del FIFA World Player y el Balón de Oro de 2005 demuestran que el éxito del conjunto catalán vino motivado en parte por el liderazgo del brasileño.

Tras ganar la Champions, el Barça se derrumba. El equipo que aspiraba a 7 títulos cierra la temporada en blanco, y Ronaldinho se coloca en el centro del punto de mira de una afición enfadada tras haber sido despertada de un placentero sueño. Las críticas arrecian desde ese momento: El ‘Gaucho’ está gordo, sale de fiesta, no entrena con el grupo, se lleva mal con Eto’o… En definitiva, está acabado. Los palos le llueven por todas partes: el último proviene de su ex-entrenador en el PSG, Luis Fernández. Lo peor es que hasta el entorno de la directiva filtra noticias a los medios en las que el brasileño queda en mal lugar.

Se da por hecho que Ronaldinho abandonará el Barça a final de temporada. Los meses que quedan hasta ese momento se van a hacer interminables para el brasileño, si no es capaz de recuperar algo del orgullo perdido para ayudar al equipo a hacer algo grande en cualquiera de las dos competiciones en las que todavía está vivo. A Ronaldinho le quedan bastantes menos novias de las que tenía hace dos o tres años –Chelsea, Inter de Milán, AC Milán…-, pero a buen seguro alguien estará dispuesto a asumir la difícil tarea de recuperar al brasileño para el fútbol. Máxime cuando seguramente saldrá por la puerta de atrás del Barça, a precio de saldo o incluso con la carta de libertad bajo el brazo. La consecuencia de hacer públicos sus problemas es que rebajas el precio del jugador. Sacar 100 millones de euros por él es una utopía. Incluso los 60 millones de principio de temporada parecen demasiados hoy por hoy. El problema radica en que si se vende a Ronaldinho, se tendrá que fichar a otra estrella para contentar al vulgo. La pregunta es quien será, y el problema… cuanto dinero perderá el Barça.

Menea esta entrada

Anuncios

10 comentarios el “El interminable final de temporada de Ronaldinho”

  1. El momento de vender a Ronaldinho fue el verano pasado, ahí si que podían haber sacado mucho dinero por él. Pero este verano con la temporada tan mala que ha hecho y con todas las noticias negativas que ha publicado la prensa sobre él yo creo que ningún equipo grande va a tirar la casa por la ventana, como mucho ofreceran 20 o 25 millones si es que llega. Ronaldinho se ha devaluado muchísimo, y lo ha conseguido él solo.

    Te agrego a mi lista de enlaces.
    Un saludo de http://cibermadridista.blogspot.com

  2. Este jugador sobra desde hace año y medio pero ha sido tan grande, tan bueno, ha tenido tanta calidad que por parte es lógico que no hayan querido darle puerta tan rápidamente. Eso ha supuesto perder más de 50 millones de traspaso. Ahí es nada. Suena fuerte pero en este año y medio hemos pasado de ver al mejor Ronaldinho a vivir su faceta más despreciable y antideportiva. El jugador, venido a menos a una velocidad pasmosa, no tiene defensores. Su actitud dentro y fuera del campo lo han dejado con el culo al aire y ningún club con un mínimo de inteligencia y deseo futbolístico va a contratar al actual Ronaldinho. Es impensable. SE ha dejado calar tan fácilmente que incluso la selección reniega de él.

    Buen artículo y, aunque suene feo, buena noticia para los culés. La suerte que tiene el Barça y que no tiene el Madrid es que cuenta con una serie de talentos jovencísimos que pueden formar un equipo ganador en poquísimo margen. Esa ventaja que llevan.

    Un besito de fiebre
    http://fiebredeldomingonoche.wordpress.com

  3. Yo pensaba que lo ideal era su venta el verano pasado y ahora es más fácil estar más convencido de ello, aunque su club sacará menos dinero. Saludos

  4. @DRJ:
    Él sólo se bastaba para devaluarse, pero para colmo le han ayudado. No he querido poner una cifra en el post, porque no tengo mucha idea de los precios que se manejearán este verano, pero creo que pese a lo mal que lo está haciendo será algo superior a los 20 ó 25 millones de euros.

    @Eli:
    Ha cambiado de manera de jugar en año y medio. Antes era todo verticalidad y desborde. Hoy recibe la pelota y se gira para jugar de espaldas a su defensor. En el entorno culé se asegura que es una mala influencia para los jóvenes valores de la cantera. Si no puede aportar nada positivo, al menos no aporte más cosas negativas.

    @Pablo G:
    Todos lo pensábamos. Siendo un poco fantasioso, el movimiento de mercado era vender a Ronaldinho por 60-70 millones de euros, e invertir ese dinero más la liquidez de caja en dos o tres refuerzos de garantías… o incluso en un superclase tipo Cristiano Ronaldo o Kaká (en torno a los 85-90 millones por cabeza). Esa estrategia ya no se puede aplicar en el próximo mercado de fichajes, porque Ronnie no vale ni la mitad que hace un año.

    Gracias a tod@s por comentar.

  5. Hola que tal.

    En mi opinión Ronaldinho ha perdido todo interés por el fútbol. Sólo hay que verlo bailando “to pinocho” en las discotecas para darse cuenta.

    El problema es que tiene mucho dinero y muchos años de contrato, era el centro del Barça, era el mejr jugador del mundo, y se ha acomodado.

    Dijeron en la tele que lleva más de un mes sin entrenar con el resto del grupo ¿Así pretende volver a ser el que era?

    Un saludo.

  6. Coincido con Pablo. El declive de Ronaldinho se veía venir. Un error dirigencial no haberlo negociado a tiempo, tanto para él como para el Barca.

    Saludos.

  7. Amigos: hay en mi página una encuesta acerca de qué equipo debería jugar en la inauguración del nuevo estadio de Independiente, y hemos elegido para eso a aquellos conjuntos que han sido significativos en la rica historia copera internacional Roja. Así que los invitamos a votar allí por el que más les guste.
    Saludos

    Emiliano
    http://www.lacalderadeldiablo.blogspot.com

  8. Lo cierto es que, como ya dije cuando el brasileño estaba en la cima en el Barcelona, nunca me gustó. Sí, hacía cosas bonitas, cara a la galería, pero sólo cuando el partido estaba de cara, o Eto’o había abierto la lata previamente. Cuando el partido estaba cerrado y había que currar…

    Me alegro de que le vaya tan mal, por un motivo. Tanto él como su hermano se han dedicado a mendigar millones temporada tras temorada cuando su rendimiento era pésimo. Esa gente como ésta, la que poco a poco se va cargando el fútbol. Sólo “juega” por divertirse. No por afición real.

    No sé quien me cae peor. Si el jugador o le chupasangre de su hermano.

    Un abrazo!

  9. @Rubén:
    Bueno, tampoco hay que subirse al carro del azote indiscriminado y no valorar lo que ha aportado al juego del Barça mientras estaba en buena forma. Yo sí que recuerdo partidos que ha resuelto, como por ejemplo contra la Real Sociedad en el Camp Nou. Es el primero que me ha venido a la cabeza. Metió un golazo de falta en el 88 para que ganara el FCB 1-0. Lo recordarás, es cuando salió corriendoo gritando en portugués que era “el mejor”.

    En cuanto a su hermano… mejor ni hablar. Ayer dejaba entrever que Ronnie podría acogerse a la Ley Webster para irse del FCB por 16 millones de euros.

    Un saludo, nos seguimos leyendo.

  10. Hombre, no te digo que no haya hecho grandes actuaciones. Lo que quiero decir es que aún cuando estaba en un buen nivel, nunca me habría gustado tenerlo en mi equipo. Es el estilo de futbolista que primero, no me gusta (éso es un gusto personal) y que segundo, creo que no ayudan a hacer equipo.

    Un saludo de nuevo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: